Back to Scotland | Escocia

A 1.730 kilómetros de casa…

Hay viajes que marcan la vida de un viajero, y ese para mí fue mi viaje a Escocia en el año 2007. Hoy, nueve años después, vuelvo a esa parte finita del planisferio para reafirmar que eso que en su momento me hizo vibrar tanto, sigue estando ahí. He titulado esta entrada como “Back to Scotland” pues recordar esas latitudes, me hace teletransportarme instintivamente a ese lugar.

Sin título

Escocia no fue el primer destino que visité, pero a mis 11 años fue el viaje que más me marcó y a día de hoy, sigue siendo mi debilidad. Aquella vez, mis compañeros de viaje fueron mis padres y mi hermana, aunque durante el viaje recibimos visitas de algunos amigos y familiares.

La casa donde nos alojamos fue una de las maravillas más grandes donde he estado. Conseguimos llegar hasta allí por un amigo de mi padre que nos recomendó visitar aquel lugar en pleno corazón de la naturaleza. Esta maravilla se llama,  Pitcairlie House que pertenece a un pequeño pueblecito llamado Cupar situado al este del país.

Pensándolo ahora, por aquellos entonces todavía no teníamos móviles, ni ordenadores, ni tablets… y qué maravilla. Mi mayor preocupación era un niño que merodeaba por mi cabeza a ratitos (del que sólo sabía su nombre y que jugaba al fútbol) y que todas las canciones que escuchaba de Mecano me recordaban a él. Fíjate tú… Allí me pasaba las horas muertas visitando las famosas vacas escocesas, los caballos del señor Bill o los cervatillos que se acercaban a la zona a tempranas horas del día.

Un día, jugando a aventuras con mi hermana, descubrimos un cementerio del siglo XV. Pertenecía a los primeros dueños que habitaron la casa. Ese día me sentí una “súper aventurera descubridora”. Días después, tras contar la anécdota, nos explicaron que esa casa tenía una historia acerca de un fantasma. Sí, muy típico en este país.

Bueno, a lo que iba. Nos gustó tanto Escocia, que al año siguiente decidimos repetir, de la misma manera, con coche de alquiler y recorriendo el país de arriba a abajo durante julio y agosto. Y no cambió nada. El viaje fue igual o incluso mejor.

A día de hoy mi cabeza mezcla recuerdos de ambos años y las fotografías sólo dejan constancia del paso del tiempo desde aquellos momentos en los que era una pequeña niña inocente disfrutando de la vida. (Ahora también lo hago, ¿eh?)

Y bueno, dejando mis historias a un lado y de cara a los que algún día queráis visitar este magnífico país, os dejo estos secretos que a mi personalmente, me hacen insistir con regresar a Escocia:

  • Edimburgo y su Royal Mille. Independientemente de mi debilidad por esta ciudad, Edimburgo es una de las ciudades más especiales en Europa. Es una ciudad cargada de encanto y repleta de estrechos callejones y oscuros rincones con grandes y misteriosas historias detrás. Pero de verdad, que lo que más os va a asombrar de este país es la amabilidad de sus ciudadanos y sus ganas de ayudar. En Edimburgo no sólo tendréis la oportunidad de pasar miedo con historias de fantasmas, sino que la ciudad también posee una gran oferta cultural en cuanto a museos se refiere y, además, la gran mayoría de ellos son gratuitos. Podréis aprender cómo se fabrica el whisky, conocer cómo era la vida de los escoceses durante la Edad Media en el People´s Story Museum.Los consistentes platos escoceses, harán que probablemente volváis de vuestras vacaciones con un par de kilitos más, pero felices, de eso no me cabe duda.egdesklLa Royal Mile la resumiría en 3 palabras. Música. Cultura. Arte. Estos tres conceptos plasmados forman la Royal Mile que cada año durante el mes de agosto da lugar al festival de Edimburgo. Una festividad internacional de las artes, con un claro énfasis sobre la música y el teatro.Sus puestas escénicas van desde representaciones de las principales compañías teatrales del mundo, hasta actuaciones debutantes en el mismo festival. Sólo tienes subir la calle hacia el Castillo y dejaros llevar por la música y la gente.
  • Lago Ness. Fuera de Edimburgo, a 3 horas y media en coche, nos encontraremos con el famosísimo Lago Ness, con todas las miradas puestas en sus aguas oscuras intentando ver al famoso monstruo del Lago Ness. Pero no, “Nessie” se nos sigue haciendo de rogar. En el propio lago está el Castillo de Urquhart desde el que veréis unas magníficas vistas del lago y de los paisajes escoceses.
  • Otros lugares de interés. Imprescindible hacer la ruta de los castillos. Mis padres cogieron una tarjeta donde podías visitar el 90% de los castillos sólo con presentarla. Tenía una duración de un mes y si lo que queréis es desplazaros por el país, me parece la opción más recomendable. Dundee, Perth, Aberdeen, St Andrews y Glasgow son otros de los lugares que no se os pueden escapar, así como el famoso monumento a William Wallace. Eso sí, para ello necesitaréis coche por lo que mi consejo es que nada más llegar al aeropuerto alquiléis un coche normalito y comencéis a recorrer el país (Ojito que allí se conduce por la izquierda). A mi, personalmente, me encanta viajar de esta manera, a la aventura. Es algo que he aprendido de mis padres y que como veréis en mis próximas entradas, forma parte de mis viajes.
  • Islas Skye. La última parte de mi viaje fue visitar el norte. Las llamadas Highlands o Islas Skye. Nunca jamás he visto un agua tan tan azul ni un césped tan tan verde. Cuando llegas allí es como si al paisaje le hubieran añadido un 70% de contraste. Es un paisaje de cuento, naturaleza en estado puro y  magia en su esencia. Allí pudimos ver focas en libertad, más castillos, acantilados de infarto, mares enfurecidos y un Dolmen, llamado “Old Man” que es el que aparece en la foto de la izquierda. Yo aparezco en esa foto tan chiquitita como una hormiga. ¿Mola eh?

Dicho esto, os animo a que experimentéis aquellas vivencias que yo pude disfrutar y que descubráis nuevos lugares que yo no haya incluido aquí. Y eso, que si vais pronto me hagáis un huequito en la maleta. ¡Gracias!

Sin títulohbfjnfkdf

Nos vemos en el camino que queda por recorrer…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s