Chicago, la ciudad del viento | Estados Unidos

A 6.72o kilómetros de casa…

Chananana… ¡Hola a todos! Hoy tenemos nueva entrada. Y esta vez nos vamos un poquito más lejos, cruzaremos el charco hasta llegar a… Chicago.

DSC_6895.JPG

A finales de agosto hará 4 años que inicié este viaje. Cuando estaba en 1º de bachillerato, mi instituto preparó una especie de intercambio en EEUU. Pasé un mes en una ciudad llamada Woodstock, a una hora de Chicago.

Era una experiencia totalmente nueva para mí. Al llegar al aeropuerto, me recibió mi familia americana con pancartas y sonrisas por todos los lados. Me transmitieron mucha alegría y tranquilidad. A partir de ahí, empezó una de las mejores experiencias que he tenido y que me hicieron conocer a Jessuna gran amiga que pronto tendré aquí en Madrid 😀  Ya  la conoceréis en las próximas entradas, pero os adelanto que es la persona más “Funny” del mundo.

La mayor parte de mi estancia la pasé en Woodstock, ya que allí tenía el instituto y a mis otros 12 compañeros españoles. Aun así, hicimos varias excursiones a Chicago. La familia también me llevó al estado de Wisconsin, donde pasamos un fin de semana en Mt Olympus Park, un parque de atracciones a lo grande, como todo en Estados Unidos. Otro de los días, hicimos una escapadita a otro parque de atracciones muy conocido allí, llamado Six Flags. Adrenalina pura y dura.

Mt Olympus

Six Flags

Mi rutina del día a día era ir al instituto de lunes a viernes por las mañanas y por las tardes hacer actividades con la familia. Unos días íbamos al cine, otros a cenar (99,9% de las veces McDonalds), otros íbamos a casa de unos amigos o a hacer paintball con luces nocturas. Uno de los días hice mi primera tortilla de patata, y no es por nada, pero me salió bastante aceptable. Cada día era una aventurilla distinta.

En el instituto nos tocó la época más divertida, Homecomming. Consistía en dos semanas de fiesta, donde se hacían actividades, juegos, gincanas, concursos… Cada tarde había partido, una locura americana. Nos vestíamos como ellos y lo vivíamos con la misma intensidad. Cheerleaders, carrozas, jugadores de fútbol americano, himnos y gritos para animar: “Go go Blue Streaks”

DSC_7922.JPG

Era un simple partido de instituto pero montaban una fiesta increíble, animaban a sus compañeros con toda su fuerza. Tengo que reconocer que la unión que se veía era envidiable. Animábamos en los partidos de fútbol americano como si fuéramos uno más. No eran los Chicago Bears, pero el ambiente no tenía nada que envidiar…

Mis otros 12 compañeros y yo lo pasamos muy bien, conectamos con la gente y nos metimos en la vida americana. Vivimos anécdotas no vistas en otros lugares, porque recorrer un pasillo del instituto con un monopatín en la tripa, no es muy typical spanish que digamos… 

DSC_7797

Ahora sí, dejando atrás mi experiencia personal, voy a empezar a hablaros de la ciudad. Como siempre, os dejo unas cuantas actividades bastante interesantes. Yo cogí la tarjeta “Chicago City Pass” que incluye visita a numerosos museos, al zoo, al Sheed Aquarium, entrada al planetario, así como descuentos en restaurantes y acceso a varios rascacielos.

DSC_6739.JPG

 Chicago es una mezcla apasionante de arquitectura, cultura y diversión. Las calles están dispuestas en una cuadrícula numerada, cuyo centro es State y Madison, en el Loop (barrio moderno y financiero de la ciudad).

DSC_7455
Barrio Moderno, Chicago
DSC_6567.JPG
Barrio Moderno, Chicago
DSC_7450.JPG
Torre Willis, Chicago
  • Una de las formas más sorprendentes de disfrutar de la magistral arquitectura de Chicago es haciéndolo desde el agua. En el Navy Pier y a un precio muy asequible, podréis dar un paseo por el río y por el lago Michigan. Además, el guía os amenizará la visita con un sinfín de anécdotas, curiosidades y datos interesantes acerca de todos y cada uno de los edificios emblemáticos. Nunca olvidaré cómo al girar por cada curva del río nos sorprendíamos con nuevos edificios que surgían como de la nada…una experiencia muy recomendable.

DSC_7457

DSC_7428

DSC_7442.JPG

  • Resulta también imprescindible visitar Millennium Park y su conocida “Cloud Gate”, más conocida como “The Bean”. (Posiblemente os suene de alguna película estadounidense). Sin querer proporcionar más detalles, lo único que os puedo recomendar es ir a visitarla, cámara en mano y dispuestos a sorprenderos con sus infinitos reflejos.

DSC_6587.JPG

DSC_6590.JPG

  • Los museos de Chicago merecen una mención especial. El Field Museum (Museo de Historia Natural) es uno de los más reputados del mundo en su ámbito. Uno puede conocer allí a Sue, el Tyrannosaurus Rex mejor conservado y más grande del mundo. El Museo de Ciencia e Industria y el Planetario son lugares muy curiosos e interactivos que merece la pena visitar. Los tres museos están localizados en la misma parte, denominada “Museum Campus”, un sitio agradable para pasear y disfrutar de buenas vistas de los rascacielos de Chicago.

DSC_6953.JPG

  • Es obligatorio también subir al edificio más alto de la ciudad: la Torre Willis, de 442 metros y 108 plantas es el rascacielos más alto de Chicago y ha sido el edificio más alto del mundo desde su construcción hasta 1998. Es posible subir a la planta 103 y contemplar una panorámica espectacular de la ciudad. Su suelo de cristal da mucho vértigo, pero merece la pena poner los pies encima y contemplar la inmensa ciudad y los enormes rascacielos a tus pies.

DSC_6807.JPG

DSC_6813.JPG

DSC_6829.JPG

  • Otra de las visitas obligadas en Chicago es el distrito de Oak Park, lugar de nacimiento de Frank Lloyd Wright, uno de los arquitectos más relevantes del s. XX. Se pueden visitar diversas casas diseñadas por él y es una excursión muy agradable. Oak Park es fácilmente accesible desde el centro de Chicago en metro.
  • Finalmente, mencionar que la oferta en cuento a entretenimiento también es elevada. Si os gusta el deporte, por precios relativamente asequibles podréis ir a ver en directo a los Chicago Bulls (baloncesto), a los Bears (fútbol americano), a los Blackhawcks (hockey sobre hielo) a los Cubs o a los White Sox (baseball) y a los Fire (fútbol). Esta oferta de ocio la podréis complementar con un gran abanico de teatros, musicales y otro tipo de espectáculos.
DSC_6688.JPG
Partido White Sox Vs Texas Rangers

Chicago por la noche

Como ya he dicho en entradas anteriores, las ciudades por la noche ganan mucho. Y hablando de ciudades con grandes edificios más aún. La iluminación de las calles hace que la noche se transforme y parezca que estás en un lugar completamente distinto.

DSC_8804.JPG
Teatro de Chicago
DSC_8621.JPG
Entrada a la ciudad, Chicago

DSC_8788.JPG

Mención especial a McDonalds, que más de un día me alimentó en jornada de Desayuno-Comida-Cena.

DSC_8654
Loop, Chicago
DSC_8842.JPG
Avenida Michigan, Chicago
DSC_8829.JPG
Lincoln Park Cultural Center

La última noche la viví muy intensamente, cenamos en una hamburguesería (cómo no) y dimos una vuelta por las calles principales. Me despedí de la ciudad con estas vistas y como siempre, con promesa de volver.

Lo más difícil fue despedirme de las personas con las que había compartido ese tiempo, pero sobre todo de mi hermana americana con la que estuve conviviendo las 24 horas del día.

Lo que no me imaginaba por aquellos entonces, es que pasados esos 4 años íbamos a volver a estar juntas, esta vez en Madrid…y Roma.

eywce

Nos vemos en 20 días Jess 🙂

Anuncios

Un comentario sobre “Chicago, la ciudad del viento | Estados Unidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s