Descubriéndome en Berlín: Mis primeros días

A 2.315 kilómetros de casa… 

Domingo 9 de diciembre, Berlín 15:33- Ya está anocheciendo.

Para los que aun no lo sabéis, el 18 de noviembre empecé una nueva etapa en mi vida. Esos cambios que tanto me gustan. Compré un billete de ida, salí de Madrid expectante, con un poco de miedo al que vendrá, pero llena de energías positivas para esta nueva aventura.

Vivo en Berlín desde hace justo 3 semanas, y en este punto de mi aventura, puedo decir sin duda que venir aquí (sin hablar por una sola palabra de alemán), va a ser una de las mejores decisiones que haya podido tomar. Una maleta, energía, ganas de desarrollarme y mi futuro, han sido suficientes para salir. Voy a contaros cómo ha sido la experiencia hasta ahora, mi familia demanda información y soy un desastre con el móvil por lo que aprovecho para pedir disculpas a quien aun no haya contestado (no tengo excusa), I will 🙂 

Hay lugares que conquistan

Habiendo vivido en 3 ciudades aparte de Madrid, y enamorándome profundamente de todas ellas (ya podría ser así con las personas) puedo decir que:

Edimburgo es ese típico amor de la infancia que siempre que vuelves a ver te transporta en el tiempo, te remueve y básicamente estará ahí. Quizá este apego sea porque me trae recuerdos de unas de las mejores vacaciones que tuve con mi familia allá por el 2007 siendo una mocosilla de 11 años. Estuvimos dos veranos seguidos viviendo allí. Casi 10 años más tarde, en 2016, volví un par de meses y ahí sentí todo esto de lo que os hablo…recuerdos. Os dejo por aquí dos entradas de cómo viví aquellas dos experiencias: Mi primera vez, back to ScotlandMi segunda vez, me gusta viajar pero también me gusta volver.

Cracovia…Cracovia fue un amor a primera vista. Ese flechazo del que se habla en las películas. Seis meses de intensidad, locura, pasión… Ya estaréis aburridos de mis historias con esa ciudad, pero me dah iguáh. Os dejo también aquí una de las entradas que más me gustan: “Once Krakow, always Krakow”

Rynek Glowny, Cracovia

Y Berlín… Mi ciudad actual. La ciudad que no me generó ninguna expectativa, está consiguiendo engancharme. Como esa persona de la que no esperas nada, pero poco a poco te va ganando en la mayoría de sus facetas, pues así. Porque sí, Berlín tiene muchas facetas y eso es lo que me gusta. El primer día que vine aquí fue para hacer una entrevista en el sitio donde estoy trabajando ahora y uno de los motivos que se sumaron a mi decisión. Ese día pude ver algo de la ciudad pero no la sentía mía, ahora sí.  No es una ciudad que me lo haya puesto fácil, de hecho diría que se ha propuesto ponerme trabas, pero tiene algo que atrae. Un reto. Me esta haciendo descubrirme a la vez que la descubro. La ciudad es muy internacional, puede encantarte o desilusionarte, pero indiferente no te va a dejar. Cuestión de expectativas y de saber captar su esencia. ¿Tendré la misma opinión de aquí a 6 meses? Os dejo aquí la entrada que hice del día que vine a la entrevista: Qué hacer un día en Berlín

Berlín, Alemania

Decisiones que cambian tu vida

¿Qué motivos hicieron que me fuera de Madrid? Simplemente sentí que era el momento, no hay ningún drama más allá de eso; acababa de terminar mis estudios, una beca de un año y no me sentía motivada como para empezar un máster. Tenía varias ciudades en mente y otros “proyectos” de voluntariado, etc. Tardé un mes en decidir que quería Berlín y otro mes en buscar trabajo, hacer una entrevista y trasladarme. Es increíble pensar cómo te cambia la vida en torno a decisiones. La mía ha dado un giro de 360 grados de un día para otro; porque yo he querido, claro. Soy un tipo de persona a la que le gusta experimentar emociones fuertes y vivir cada día con intensidad. De ahí que este comienzo me esté gustando y no precisamente porque esté siendo fácil.

Los primeros días no siempre son fáciles

Considero que aún sigo en esos “primeros días” pero me quiero referir a los que ya he vivido aquí, a los 22 que ya han pasado. Me vine con trabajo pero sin alojamiento, por lo que estuve en un hostal durante dos semanas. Sinceramente he tenido mucha suerte en encontrar algo tan ‘rápido’ cuando lo que he escuchado por ahí es que la gente suele estar un mes y pico buscando. Pero bueno, las dos primeras semanas más que viviendo, estuve sobreviviendo como quien dice. Aunque no voy a dramatizar en el asunto, os digo que hubo días que no fueron fáciles.  Estrés, cansancio mental e impotencia a la hora de buscar piso. No había cocina en el hostal, cada día venía gente nueva a mi habitación, tuve que alargar la estancia dos veces, en el tema piso me encontré con muchas estafas. Al ser una ciudad nueva, no conocía a nadie por lo que pasaba mucho tiempo sola, me perdía constantemente en el transporte público, hacía frío, etc etc. Me sentía en una película constante y lo sigo sintiendo, pero esa sensación mola. He echado (y echo) de menos a mi familia  y a personas que no pensé que me acordaría tanto de ellas. A veces la distancia acerca 🙂 He mejorado mi paciencia no sabéis hasta qué punto y he conseguido aguantarme a mi misma más de lo que pensaba… Por ahora esas anécdotas sé que las recordaré como una experiencia de la que aprender. Tuve días más chunguillos que otros, pero en general creo que esta primera toma de contacto la he llevado bastante bien. Hasta le cogí cariño al hostal 😉 Fue donde dormí la noche de mi entrevista, un 1 de noviembre y donde decidí volver a pasar mis primeros días en esta ciudad.

El pasar tanto tiempo sola me ha venido bien para valorar, pensar, escuchar muuuucha música, perderme por la ciudad, observar las vidas a mi alrededor, darme cuenta que cada persona es un mundo y que nunca sabes qué les ha traído aquí hasta que te lo cuentan y te quedas :O

A día de hoy todo avanza

En el trabajo estoy muy contenta. Me gusta la filosofía de la empresa, me forman, voy conociendo gente y mi equipo mola. Motivos suficientes. El pasado viernes tuve la fiesta de Navidad y éramos 65 nacionalidades distintas compartiendo esa noche. ¡Mágico!
Por fin tengo piso, desde hace justo una semana. Vivo con un fotógrafo y un diseñador. Ya puedo decir que soy una berlinesa cool eh 😉  Valoro mi cama, mi privacidad, la ducha calentita (la del hostal salía fría), la cocina con todo lo que os podáis imaginar (me voy a volver una cocinitas jeje), voy conociendo mi maravilloooso barrio de Kreuzberg. Me he dado mi primer baño de techno berlinés con mi amiga Alba que vino a visitarme, suelo ir a dar una vuelta después del trabajo por los mercados de Navidad, estoy haciendo un mapa con todo el arte urbano, esta tarde voy a un museo y… por fin… ¡hoy voy a sacar mi cámara a pasear!

El otro día hablé con una chica que lleva 5 años viviendo aquí y me dijo que le gustaría estar en mi situación, en el punto de salida de esta carrera. Al principio no estaba de acuerdo con ella… aun me quedan mil líos por delante: buscar otro piso para enero, Anmeldung, tax number, tema bancos, adaptación, aprender alemán y aunque esté en modo optimista, no hay tranquilidad en mis días.
Pero después de un rato la entendí. Si bien Berlín es una ciudad que nunca terminas de ver y que siempre hay planes y cosas que hacer, la sensación de estar en el principio, el desconocimiento, las novatadas, el sentir que cada día es un comienzo nuevo, una nueva aventura, un nuevo descubrimiento, la película de la que os hablo… es difícil de explicar pero es lo que me está pasando ahora 😀 Y que dure mucho.

Me despido con una canción con la que me siento muy identificada y una de tantas de las que no paro de escuchar desde que estoy aquí.

“La distancia nos acerca”

Anuncios

2 comentarios sobre “Descubriéndome en Berlín: Mis primeros días

  1. ¡Cuántas emociones en tan poco tiempo! Me ha encantado tu relato, sobre todo porque hace 8 meses yo también decidí “cambiar mi vida” y me vine a vivir a París. Es genial descubrir una ciudad, descubrirte a ti mismo, y sacarte las castañas del fuego tu solita. En cuanto al papeleo y todo eso… yo aún no vivo tranquila y casi todos los días me quedan cosas que hacer (seguridad social, bancos…). Así que ánimo por esta parte, y espero seguir leyendo pronto más aventuras 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s